La eAdministración da en la Clave

By | 25 septiembre, 2014

¿Habrá dado por fin la Administración electrónica con la Cl@ve de su triunfo?

Si el origen de este blog fue tratar de redefinir la relación entre Administración y administrados, no tardé en darme cuenta que ese nuevo enfoque se estaba produciendo por sí mismo con la adaptación de la Administración a las nuevas tecnologías y el obligatorio cambio en la manera de comunicarse entre ambos que tendría que producirse lo antes posible.

Uno de los problemas más claros que nos encontramos a la hora de establecer dicha comunicación a través de los medios electrónicos es que muchas veces se ha tratado de reproducir el modelo tradicional pero solo cambiando el canal de comunicación empleado, lo que muchas veces supone remarcar los errores que se iban arrastrando del pasado por un tema de tradición, comodidad y de falta de modernización de la propia Administración. Como ejemplo más paradigmático nos encontraríamos con la necesidad de presentar una excesiva cantidad de documentación que, en realidad, ya está al alcance de la Administración, o puede acceder fácilmente a ella, y que, según ya establece la propia normativa, de ser así no debería suponer ningún problema que el ciudadano no la presentara, pero que en la práctica no siempre es así.

Si algo bueno ha tenido la eAdministración en este sentido es que al haber resaltado esos problemas ha obligado a las distintas Administraciones Públicas a replantearse los procedimientos administrativos y empezar a modificarlos, no solo en su versión digital, sino también presencial.

Pero no es de estos cambios de los que quiero hablar hoy, sino de uno de los mayores obstáculos que se ha encontrado la eAdministración para lograr una mayor implantación y uso entre los ciudadanos: la propia tecnología.

La Cl@ve de la Administración electrónica

Parece absurdo y casi una broma que en una sociedad como la española, donde el uso del smartphone es mayoritario y el Gobierno central ha publicado diversos estudios proclamando la rapidez con que la sociedad española se ha adaptado a las nuevas tecnologías, el porcentaje de gente que usa habitualmente estas para realizar y agilizar procedimientos administrativos sencillos desde su propia casa en realidad no parezca ser muy alto a pesar de las diversas modificaciones legislativas que se han ido publicando en esta dirección para acelerar un cambio que, por propia iniciativa pocos estaban realizando. Muchos se encontraban con problemas técnicos que no tenían antes (al poder hacerlo en papel) y han acabado acudiendo a profesionales.

Queramos reconocerlo o no, un usuario normal (y más si tiene una edad) ante el aviso de una ventana de error muchas veces no entiende lo que pasa, o tiene miedo a hacer algo mal (y más por el contexto donde le pasa), o simplemente se bloquea y no sabe como seguir y prefiere dejarlo en manos de alguien que sepa (aunque se queje y lo considere un robo porque antes no necesitaba un intermediario). Es lógico. La mayoría de los paso a paso de este blog han nacido como respuesta a ese sentimiento de impotencia ante un nuevo sistema que no se conoce.

Pero no podemos dejar de reconocer que la Administración también está trabajando en mejorar el sistema y uno de los principales obstáculos a la hora de lograr la comunicación electrónica con los ciudadanos: la identificación segura de los administrados frente a la Administración.

Hace un año ya se empezó a hablar del DNIe 3.0, dando por fracasado así el intento de implantación del DNIe que actualmente tenemos la mayor parte de los ciudadanos pero muy pocos utilizan. Yo misma me he inclinado por otros certificados electrónicos más cómodos pero igual de seguros. Hace ya tiempo que la Tesorería General de la Seguridad Social utiliza un sistema de clave única que envía al móvil de los administrados que hayan activado esta opción en su relación con ella para poder recibir información importante y realizar algunos procedimientos sencillos en su sede electrónica, y este mismo año la Agencia Estatal de Administración Tributaria puso en marcha el PIN24H, que también hace uso del envío de una clave al móvil de los administrados que lo hayan activado para poder realizar procedimientos electrónicos en su sede electrónica, sistemas que han permitido que muchos ciudadanos a los que el solo mencionar los certificados electrónicos les echara para atrás la eAdministración, se hayan animado al menos a intentar utilizar el PIN24H y muchos hacerlo con éxito.

Todos estos antecedentes han conducido hace unos días al anuncio del Consejo de Ministros de la próxima implementación de estas 2 experiencias con la adopción de un nuevo sistema de identificación electrónica común para toda la eAdministración estatal mediante una clave temporal concertada y enviada al móvil del administrado. Precisamente de ahí viene su nombre y el título de este artículo: Cl@ve.

Cl@ve

Por supuesto no creo que esto sea la solución a todos los problemas de la eAdministración ya que se trata de un método de identificación no de firma electrónica, y nos quedan de saber los datos exactos sobre cómo funcionará, pero si va en la línea de las experiencias de la TGSS y la AEAT sin duda irá en la buena dirección y no tardarán en unirse otras Administraciones Públicas que quieran aprovechar y fomentar el uso de las comunicaciones electrónicas a la hora de relacionarse con sus administrados.

Si queréis saber un poco más, os recomiendo ver la presentación que se ha hecho de la misma (archivo ppt), aunque personalmente creo que hay cosas que prefiero esperar un poco más antes de comentarlas, ya que parece que también habrá la posibilidad de tener una clave única y permanente para aquellos usuarios habituales.

¿Qué opinión tienes tú sobre este tema? ¿Ya tienes algún certificado electrónico? ¿Te animarás a probar Cl@ve?

Marta Lanza ( 111 Posts )

Marta Lanza es una asesora jurídica especializada en los procedimientos con la Administración, tanto si se hacen online como directamente "en persona", ayudando a sus clientes a no perderse en las, a veces, procelosas relaciones entre administrado y Administración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *