De Blogger a WordPress. Lo que estoy aprendiendo

por | 22 agosto, 2013

Sé que este no es un tema relacionado con las relaciones con la Administración Pública, ni siquiera con el Derecho en general, pero hacía mucho que no actualizaba y quería comentaros en qué estaba metida. Y la respuesta corta es lo que estáis viendo: terminando el traslado de Blogger a WordPress. Pero para alguien que no se haya embarcado en algo así, eso solo puede sonar a excusa. Evidentemente no es lo único que estoy haciendo, pero no es tan fácil como algunos pueden llegar a pensar.

Cuando por fin me decidí a dar el salto y tener mi propio sitio en Internet, lo primero que me aconsejaron (en mi primer SMCant) fue que me mudara a WordPress. Puede que no fuese todo tan fácil como con Blogger, pero a la larga saldría ganando.

Pero cuanto más leía al respecto, más difícil me parecía hacerlo y prefería seguir publicando en Blogger y no complicarme más. Tuvo que ser en mi segundo SMCant cuando me dieron el empujón final, y consiguieron que me animase a lanzarme y que creyera que podría hacerlo. Y en eso estoy.

Blogger contra WordPress

Salta a la vista que aun no está el blog a mi gusto. Ni siquiera he tocado el diseño que viene por defecto,  ya que cada día parece que descubro algo nuevo que corregir. Aunque existen plugins que te ayudan a hacer el traslado de forma bastante sencilla, no es tan simple como eso y luego toca repasar todas las entradas, ya que han perdido su formato y los enlaces internos siguen apuntando a Blogger y, además, si tenías alguna entrada en borrador lo más probable es que ahora aparezca publicada…

Pero resulta que también me han surgido ciertos “problemas” con los que, sencillamente, ni siquiera contaba, ya que eran cosas con las que, en blogger, no tenía que preocuparme.

Estas son algunas de ellas

1- Hay que actualizar versiones:

Bueno, ésta no me tomó tan de sorpresa, ya que acababan de mencionármelo en un charla sobre WordPress a la que asistí, pero esperaba tener algo de tiempo antes de que ocurriera, no que justo al día siguiente de hacer el traslado me apareciera un aviso de que había una nueva versión de WordPress y que debería actualizarla… Así que tuve que aprender a toda prisa cómo se hacía un backup antes de atreverme a dar el botoncito de actualización…

Por suerte, a final, solo tuve que hacer eso. Di al botón y se actualizó sin que yo tuviese que hacer nada más. Bueno, actualizar las plantillas que vienen por defecto unos días más tarde, pero tampoco supuso un mayor problema.

2- La seguridad es algo más que spam:

Como ya he adelantado en el punto anterior tuve que averiguar como hacer un backup, pero también he aprendido que es bueno hacer uno periodicamente, así como que hay que protegerlo de hackers y malwares, no solo de spammers.

Apenas llevaba una semana activo cuando descubrí que hasta un pequeño blog  que aun no está en pleno funcionamiento puede convertirse en objetivo de hackers chinos que tratan de entrar en él por la fuerza. Así que me tocó ponerle aun más seguridad de la que creía que iba a necesitar en un principio.

3- En la variedad está la locura:

Y es que, mientras en Blogger solo hay un wigget para cada cosa extra que quieras añadir, WordPress tiene plugins para todo, hasta para cosas que aun no sé que voy a querer o necesitar, y no solo tiene uno, sino que hay muchos, porque cada uno tiene sus características y, además, la mayoría puedes personalizarlos.

Esto te obliga a mirar cómo funcionan los diferentes plugins de cada tema que necesitas antes de instalarlos o, sino puedes hacerlo de otra manera, instalar, probar y después desinstalar (sino es lo que necesitas), hasta encontrar el que mejor se adapta a lo que buscas.

4- Ya no solo tienes etiquetas, ahora también tienes categorías:

Además del hecho de que todas mis “Etiquetas” de Blogger se convirtieron en “Categorías” en WordPress, siguen existiendo aquí las “Etiquetas”, lo que significa que la forma en la que hasta ahora organizaba el blog ya no sirve, o no me sirve exactamente como estaba y es necesario que piense en una nueva forma de organizar las entradas, cosa que estoy haciendo en este momento.

Estos son los más llamativos. Aspectos que son un “problema” porque son nuevos e inesperados, pero nada más. En el fondo no tienen más dificultad que estar atento a los avisos que el propio WordPress te pone en el escritorio y a tratar de conocer el nuevo medio lo antes posible para que no me pillen más cosas de sorpresa.

Así que, poco a poco, voy aprendiendo a solucionar estos y otros pequeños inconvenientes que consiguen que, al final, te quede una sensación de “lo he conseguido” que te hace sentir orgullosa de ti misma.

¿Has vivido alguna experiencia semejante? ¿Algún consejo?

Marta Lanza ( 111 Posts )

Marta Lanza es una asesora jurídica especializada en los procedimientos con la Administración, tanto si se hacen online como directamente "en persona", ayudando a sus clientes a no perderse en las, a veces, procelosas relaciones entre administrado y Administración.

4 pensamientos en “De Blogger a WordPress. Lo que estoy aprendiendo

  1. GTA V Esp

    Yo noté mucho el cambio de una plataforma a otra. Si bien es cierto, para empezar en este mundillo recomiendo blogger, pero cuando las visitas aumentan y van ganando cierta estabilidad, el cambio a WordPress es necesario, en todos los aspectos. Recuerda tener copia de seguridad de tu blog, en ocasiones una incompatibilidad de plugins puede hacerte un quebradero de cabeza 🙂 Un saludo marta.

    Responder
    1. Marta Lanza Autor

      ¡Vaya si que se nota el cambio, imposible no notarlo! 😮
      Pero como bien dices, creo que el cambio era necesario.
      Y también trataré de tener siempre una copia actualizada del blog, aunque espero no tener que utilizarla nunca 😉

      Responder
  2. Marcelino Llano

    Si comparamos Blogger con WordPress.com y nos ceñimos a proyectos y usos no excesivamente avanzados, sinceramente yo no veo diferencias sustanciales. Las categorías de WordPress son muy similares a la Páginas de Blogger y se pueden crear estructuras de organización de contenidos y árboles de navegación equiparables. La única razón por la que optaría por WordPress.com es por adoptar desde un principio la filosofía y estilo de trabajo de WordPress (me refiero a WordPress.org o al WordPress instalado en tu propio servidor) que, en este caso sí, creo que tiene importantes mejoras sobre Blogger, por la posibilidad de expandir sus funciones mediante los pluggins y extensiones (las más interesantes son de pago, claro está, pero eso no es un inconveniente para sitios complejos y profesionales). De todos modos, lo que hoy es cierto e indudable puede no serlo mañana: la creciente integración entre las herramientas de la plataforma Google, y Blogger es una de ellas, comienza a levantar sospechas de que está privilegiando en términos SEO a los contenidos en su red social Google Plus sobre su competidora, Facebook, y puede acabar pasando lo mismo en el ámbito de los Blogs.

    Responder
    1. Marta Lanza Autor

      Aunque lo que dices puede llegar a ser verdad en el futuro, tiene que haber algunos cambios importantes en la forma de trabajar Google en sus blogs y sobre todo en la falta de “libertad” que al final tienes con ellos, ya que todo está en un entorno cerrado y donde el propietario del contenido, al final, no eres tú.

      Por lo que, hoy por hoy, no lo hace (ya comprobado por mi) y no creo que haya a ser algo tan sencillo ese cambio de paradigma y que prime de forma tan descarada sus blogs frente a los de otras plataformas.

      Pero si, claro, si vas a hacer un blog personal y no quieres ningún tipo de complicación, Blogger es la mejor opción.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *