Sobre el DNIe

By | 25 febrero, 2013

El DNI ElectrónicoOs comentaba hace unas semanas que había optado por hacerme el certificado digital CERES en lugar de activar el que ya casi todos tenemos por defecto en nuestro DNI. La razón que me decidió a optar por aquel en lugar de por el DNI electrónico fue que éste presentaba una dificultad añadida, por necesitar un hardware para su uso, que hacía que me inclinase por el primero. Y por lo que parece, este simple análisis es algo muy común. De hecho, después de leer un artículo de David Bolledo sobre el tema, creo que es una conclusión escandalosamente habitual.

Que tras 7 años de tratar de implantar el DNI electrónico (desde 2006), solo un 5% de los poseedores hagan uso del mismo es, cuanto menos, preocupante. Los datos oficiales dicen que se han repartido más de 32 millones de DNIe, lo que significa que sólo 1.600.000 lo utilizan, y teniendo en cuenta todos los millones de euros que se han gastado para promocionar su uso (la campaña de 2009, con la que se regalaron 800.000 lectores, no ha sido la única), está claro que algo no se está haciendo bien. Es más, yo diría que se está haciendo muy mal.

¿Puede arreglarse a estas alturas? Por supuesto, solo hacen falta ganas por parte de la Administración Pública, simplificar su uso y darle un valor añadido que anime a los ciudadanos a utilizarlo.

  • Lo primero que debería hacerse es simplificar el sistema: si yo le encontré fácilmente pegas, mis padres no podrán usarlo sin mi ayuda, así que aun menos lo hará mi abuela. Si haces una tarjeta inteligente, haz que realmente sea sencilla de usar, y no un dolor de cabeza para sus potenciales usuarios.
  • Si hay que instalar algo en el ordenador, que prácticamente se instale solo. Y lo mismo vale para los navegadores. Si no funciona en todos los navegadores y el usuario no sabe un mínimo de informática, no esperes que sepa arreglarlo él. Proporciona todos los drivers que sean necesarios y que estos se instalen sin necesidad de acudir a un informático.
  • Simplificar el sistema de renovación de certificados. Si un DNI dura varios años, muchos esperarían que su certificado durar el mismo tiempo, pero no es así: el certificado electrónico del DNIe dura 30 meses y/o hasta la caducidad del soporte físico. En ese caso, deberá acudir a un “Punto de Actualización del DNIe” que están en los mismo lugares donde se expiden, y en función de si se recuerda el PIN, el proceso será más sencillo y rápido (unos 5 minutos), o requerirá personarse ante un funcionario, y por tanto hacer cola. Pero aunque sepas tu PIN, tendrás que hacer cola igualmente a los 5 años si tu DNI caduca a los 10 o más, ya que según prevé el artículo 13.4 en relación 13.1 de la Ley 59/2003, de 19 de diciembre, de Firma Electrónica, “La identificación de la persona física que solicite un certificado reconocido exigirá su personación ante los encargados de verificarla” y podrá no ser exigible (que es lo que ahora se hace) si se ha comprobado en un periodo de menos de 5 años. Ojo que este trámite probablemente es el que menos voy a criticar, ya que entiendo la necesidad de comprobar la autenticidad de la identidad del usuario de un certificado electrónico, pero dado que la ley establece que puede sustituirse esta identificación presencial ante funcionario si se ha identificado de otra forma equivalente anteriormente en un periodo menor de 5 años, el problema que le veo es que la única opción telemática que está habilitada actualmente es la del cambio de PIN del DNIe y, por tanto en la práctica, no está claro que puedas probar que ya te has identificado de otra forma porque identifique tus otros certificados en tu ordenador y deberás hacer el procedimiento de identificación ante funcionario de igual modo.

DNI español

  • Y por último impulsar su uso real: aquí voy a sorprender a más de uno, pero creo que no bastaría con añadir procedimientos para trabajar con la Administración online para que la gente realmente se anime a utilizarlo. Hoy por hoy la Administración sigue funcionando en papel y de forma presencial, así que, para que su uso se generalice es necesario que la gente lo vea como algo habitual, normal y que dé un valor añadido. Así, por ejemplo, se me ocurre que, en lugar de tener a alguien en las puertas de las Administraciones tecleando números de DNI, y formando colas, sería más útil empezar a instalar un segundo puesto “rápido”, donde cada persona introdujese su DNIe. Sólo con ver la agilidad de esta nueva entrada, seguro que mucha más gente se animaría a activar su DNIe.

¿Qué opinas sobre el DNIe? ¿Eres de los que lo usan o sólo ha añadido un chip a tu DNI que nunca utilizas?

Marta Lanza ( 111 Posts )

Marta Lanza es una asesora jurídica especializada en los procedimientos con la Administración, tanto si se hacen online como directamente "en persona", ayudando a sus clientes a no perderse en las, a veces, procelosas relaciones entre administrado y Administración.

8 thoughts on “Sobre el DNIe

  1. Jorge Juan Morante

    Pues para ser sincero, lo tengo pero cada vez que intento usarlo no me vale ni aunque pruebe con todos los navegadores, así que al final siempre acabo haciendo las cosas físicamente aunque las empiece en la sede electrónica.

    Reply
    1. Marta Lanza

      Por desgracia no eres el único, Jorge Juan Morante. Para mi esa es una de las razones por las que cuesta tanto, y va a seguir costando durante bastante tiempo, que la gente se pase al sistema telemático, ya que, aunque parezca increíble, ¡no puedes fiarte de que todo funcione!
      Y si hay algún problema tampoco puedes solucionarlo fácilmente, así que que, entre eso y que muchas veces no encuentras las cosas claramente en las webs de la Administración, acaba siendo más fácil ir personalmente y que te atienda alguien.

      Reply
    2. Enrique Carratalá

      Yo también opté por el CERES, pero incluso éste tiene los mismos defectos que el DNIe. Sólo una parte de la población se preocupará de usarlo debido a los grandes inconvenientes que presenta. ¿No debería ser tan sencillo como firmar? Si no es así, no le auguro grandes éxitos.

      Reply
    3. Marta Lanza

      Efectivamente, Enrique Carratalá, debería ser tan fácilmente como firmar ya que es lo que sustituye (la identificación del sujeto), pero mientras dé más errores y problemas que otra cosa, será difícil que la gente se anime a usarlos.

      Reply
    4. Enrique Carratalá

      Y me imagino que muchos de los que lo usan es (como yo) por obligación. Si a ese porcentaje que firma digitalmente le quitas los que lo hacen por obligación, la cosa se quedaría en ridícula.

      Saludos, Marta.

      Reply
    5. Marta Lanza

      ¡Uff, en ese caso mejor no pensarlo, Enrique!
      No estropeemos aun más las estadísticas, ya de por si malas, calculando cuantos no hubiesen empezado a utilizar los certificados electrónicos (o el DNIe) sino se hubiesen visto obligados a ello, y por tanto lo dejarían si pudieran, por no ser un sistema aun lo suficiente “fácil de usar”.

      Reply
  2. CD DNIe

    La renovación de certificados a los 30 meses se plantea así por motivos de seguridad. Para renovar los certificados no hace falta pedir cita previa. Se puede realizar en el citado Punto de Actualización del DNIe (PAD), únicamente colocando la huella dactilar e introduciendo el DNIe en la ranura, se selecciiona la opción “desbloquear PIN” o bien “renovar certificados” y el DNIe queda de nuevo activo y preparado para ser utilizado. Para esto no es necesario conocer el PIN anterior, puesto que la huella dactilar y el propio documento nos identifican. Para renovar el DNI cuando caduca a los 5 o 10 años, al igual que sucede con el pasaporte, es cuando, efectivamente, hay que solicitar cita previa o esperar turno.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *